Ocúpate de lo que está bajo tu ámbito de control

Encontramos esta interesante imagen:

A menudo nos preocupamos demasiado por las cosas que están fuera de nuestro control:

  • Palabras de los demás
  • Acciones de los demás
  • Sentimientos de los demás
  • Decisiones de los demás
  • Errores de los demás

Preocuparnos por estas cosas es como estar en una silla mecedora: nos mantiene ocupados pero no nos lleva a ninguna parte.

Debemos aprender a enfocarnos en las cosas que sí están dentro de nuestro ámbito de control:

  • Nuestras acciones
  • Nuestras palabras
  • Nuestros sentimientos
  • Nuestros errores
  • Nuestras decisiones
  • El esfuerzo que hacemos

A la larga, nuestra efectividad personal se deriva de lo que hacemos en nuestro ámbito de control. Tenemos que aprender que, aunque tengamos mucha influencia sobre los demás, cada quien toma sus propias decisiones y nosotros no podemos cambiar a nadie; cada quien cambia desde adentro hacia afuera.

¿Te formulas preguntas fundamentales?

“Una de nuestras grandes dificultades es que nunca nos formulamos preguntas fundamentales. Y cuando nos las formulamos, esperamos que algún otro las conteste”. Krishnamurti


Compartimos 10 preguntas que tomamos prestadas del artículo “10 preguntas para conocerte mejor a ti mismo” del blog www.webpsicologos.com

1. ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

 2. ¿Cómo te ves dentro de 10 años?

 3. ¿Qué le dirías a alguien que te pide un consejo?

 4. ¿Cuál es la palabra/frase más bonita que dirías o te han dicho?

 5. Si fuera tu último día de vida, ¿qué harías?

6. ¿Qué te hace sentir vivo?

 7. ¿Qué es lo que más valoras en un amigo?

 8. ¿Qué superpoder te gustaría tener?

9. Si el genio de la lámpara te concediera sólo un deseo, ¿qué pedirías?

10. ¿Quién te gustaría que respondiera este test?


Nota: Cada uno de nosotros tiene una respuesta a cada una de estas preguntas, y en ellas podrás descubrir tus deseos, tus miedos, donde se encuentra tu camino a la felicidad.

Juega con las fichas que te han tocado

A veces nos encontramos ante circunstancias que creemos que no son las más favorables para alcanzar lo que queremos. La clave está en aprender a jugar con las fichas que nos han tocado y superar las adversidades.

Otra clave: aprender a ser resilientes.

Un consejo: si no te gustan las reglas del juego, ¡no juegues! ¡Haz otra cosa!

El pensamiento profundo de Arturo Uslar Pietri

Arturo Uslar Pietri fue un polímata: abogado, periodista, escritor, productor de televisión y político venezolano.

Recogemos algunas de sus frases en este post.

“Lo que más necesita nuestra educación es una cura de simplicidad, regresar a los conceptos básicos y preguntarse a quién se tiene que educar y para qué”.

“La labor de la educación no puede ser otra que desarrollar en el individuo el conjunto de virtudes y capacidades necesarias para cumplir su cometido histórico, este es el sentido en que la educación es formativa”.

“Hemos oído y consultado a los creadores de la ciencia pedagógica pero muy poco hemos oído a la sociedad y sus integrantes individuales e institucionales. La sociedad y las instituciones y los individuos son claves para comprender la educación creadora y transformadora requerida”.

“La riqueza del suelo entre nosotros no sólo no aumenta, sino tiende a desaparecer”.

“La eternidad es esta permanencia de ayeres sin mañana en la memoria”.

“El fin siempre es temprano, cada día es toda la vida en tiempo pleno, no hay más que el hoy, que este momento solo en que conozco que estoy vivo y siento”.


¿Qué podemos aprender de estas frases de Arturo Uslar Pietri?

Sobre cambio y transformación…

Que seamos como somos en la actualidad no quiere decir que estemos condenados a seguir igual porque siempre podemos cambiar (pero eso requiere que comprendamos por qué tenemos que cambiar)


Cuando consultamos sobre el significado de cambio, se hace referencia a la acción de dejar una cosa o situación para tomar otra.

Si hacemos lo propio con el significado de transformación, se hace referencia a la acción o procedimiento mediante el cual algo se modifica, altera o cambia de forma manteniendo su identidad.

En cierta forma, los seres humanos modificamos, alteramos o cambiamos nuestras conductas mientras nuestra identidad permanece ´más o menos igual (aunque hay personas que se transforman totalmente y pierden su identidad para tomar una nueva -sería importante conversar sobre esto con algún psicólogo).

Lo cierto es que cada uno de nosotros tiene el poder para decidir que las cosas sean diferentes en el futuro; no estamos condenados a seguir teniendo las mismas conductas por el resto de nuestras vidas. Todos podemos cambiar nuestro futuro pero ello requiere que tomemos conciencia de qué es lo que tenemos que cambiar para transformarnos en una mejor versión de nosotros mismos.


¿Qué estás haciendo hoy para transformar aquello que necesitas cambiar?

La disciplina y la perseverancia son muy importantes

La disciplina y la perseverancia son muy importantes pero no tiene ningún sentido hacer lo mismo todos los días…


Algunos conceptos que vale la pena revisar:

  • Disciplina: (en su forma más simple) es la coordinación de actitudes, con las cuales se instruye para desarrollar habilidades más rápido, o para seguir un determinado código de conducta u “orden”.
  • Perseverancia: como tal, la perseverancia es constancia, persistencia, firmeza, dedicación o tesón, tanto en las ideas, como en las actitudes, en la realización de algo, en la ejecución de los propósitos, y también en las resoluciones del ánimo.
  • Rutina: es una costumbre o un hábito que se adquiere al repetir una misma tarea o actividad muchas veces. La rutina implica una práctica que, con el tiempo, se desarrolla de manera casi automática, sin necesidad de implicar el razonamiento.
  • Determinación: es la acción y efecto de determinar (tomar una resolución, fijar los términos de algo, señalar algo para algún efecto).

Es muy importante tener disciplina, perseverancia y determinación para poder alcanzar los objetivos que nos hemos planteado.

No tiene ningún sentido mantenerse en una rutina que no nos acerca a lo que queremos lograr.

Revisa que no estés atrapado en un callejón sin salida.

La historia del “pan quemado”…

Hace un tiempo leímos esta historia en una página de Facebook y hoy la compartimos para invitarlos a reflexionar sobre cuáles son las cosas verdaderamente importantes en la vida.


Después de un largo día en el trabajo, mi mamá puso un plato de salchichas y pan tostado muy quemado frente a mi papá. Recuerdo estar esperando ver si alguien lo notaba, sin embargo, aunque mi padre lo notó, alcanzó un pan tostado, sonrió a mi madre y me preguntó cómo me había ido en la escuela.

No recuerdo lo que le contesté, pero sí recuerdo verlo untándole mantequilla y mermelada al pan tostado y comérselo todo. Cuando me levanté de la mesa esa noche, recuerdo haber oído a mi madre pedir disculpas a mi padre por los panes tostados muy quemados. Nunca voy a olvidar lo que dijo:
“Cariño no te preocupes, a veces me gustan los panes tostados bien quemados”.

Más tarde esa noche fui a dar el beso de las buenas noches a mi padre y le pregunté si a él le gustaban los panes tostados bien quemados. Él me abrazó y me dijo estas reflexiones:

Tu mamá tuvo un día muy duro en el trabajo, está muy cansada y, además, un pan tostado un poco quemado no le hace daño a nadie.

La vida está llena de cosas imperfectas y gente imperfecta; aprender a aceptar los defectos y decidir celebrar cada una de las diferencias de los demás, es una de las cosas más importantes para crear una relación sana y duradera.

Un pan tostado quemado no debe romper un corazón. La comprensión y la tolerancia es la base de cualquier relación. Sé más amable de lo que tú creas necesario, porque todas las personas, en este momento, están librando algún tipo de batalla.

Todos tenemos problemas y todos estamos aprendiendo a vivir y lo más probable es que no nos alcance la vida para aprender lo necesario.


¿Cuál es la moraleja de esta historia? Apreciaremos mucho que la escribas en los comentarios.

Hay más de una respuesta…

Siempre hay más de una respuesta…

La vida no se trata de blancos y negros; entre esos dos polos hay una gran variedad de matices.

Recomendación: no intentes imponer tu verdad ya que ella depende de tus propias creencias y no puedes tener la razón todas las veces.

Aprende a ser flexible.

Desarrolla tu asertividad (siempre puedes defender tus ideas respetando las ideas de los demás)

No temas comenzar de nuevo…

No temas comenzar de nuevo…rendirse es lo que garantiza el fracaso…


Parece que uno de los grandes temores de los seres humanos es “comenzar de nuevo” porque implica hacer a un lado nuestros éxitos pasados y hacer cosas que nunca antes habíamos hecho.

Puede que estemos demasiado acostumbrados a estar en nuestra “zona de confort” y no nos atrevamos a explorar nuevas posibilidades y hacer cosas distintas.

Esa “comodidad” nos lleva a estar en situaciones que podrían ser peligrosas:

  • Comer todos los días con las mismas personas.
  • Escuchar siempre el mismo tipo de música.
  • Conversar siempre sobre los mismos temas.
  • Seguir la misma ruta de la casa a la oficina y de la oficina a la casa.
  • Leer todos los días un solo tipo de publicaciones.
  • Negarse a explorar nuevas recetas (aunque comamos lo mismo, siempre podemos variar la forma en la que cocinamos)
  • Ver el mismo programa todos los días.

¿Qué haces para cambiar tus rutinas y explorar nuevas posibilidades?

¿Cuándo fue la última vez que comenzaste de nuevo?

La historia de tu semana…

Si alguien contara la historia de tu más reciente semana, ¿te sentirías orgulloso?

  • ¿Cuáles fueron las situaciones más resaltantes de esa semana?
  • ¿Qué aprendiste esa semana?
  • ¿A cuántas personas interesantes conociste la semana pasada? ¿Qué las hizo interesantes?
  • ¿Leíste artículos interesantes? ¿Algún libro?
  • ¿Viste algún video que te llamó la atención? ¿Qué aprendiste?
  • ¿Cuáles fueron los aportes más relevantes que hiciste en la empresa donde trabajas?
  • ¿Qué descubriste que no sabías antes de esa semana?
  • ¿Cuáles fueron las situaciones adversas a las que te enfrentaste? ¿Qué hiciste para superar esas adversidades?