Marina Granovskaia: la razón del éxito del Chelsea

Marina Granovskaia

Marina Granovskaia estudió lenguas extranjeras en la universidad estatal de Moscú y a los 27 años se vinculó a la empresa de Roman Abramovich. Fue su asistente personal desde 1997 y en 2003, cuando Roman compró al Chelsea ella fue enviada a Londres a representarlo en las reuniones y mantenerlo informado de lo que pasaba. 10 años después, en 2013 fue nombrada directora deportiva del club. Desde entonces se ha reconocido su labor, especialmente en todo lo que tenga que ver con contratos dentro del club. Por ejemplo, ella se encargó de cerrar el trato multimillonario de patrocinio con Nike.

Es respetada, discreta y efectiva. Quienes la conocen aseguraron que «no quiere ser una celebridad»; cerró todas sus redes sociales (la última en 2007) y en el ambiente se la conoce como «la dama de hierro».

Además, también fue reconocida por llevar por buen camino las negociaciones del club con el Real Madrid por Eden Hazard. Cabe destacar que rechazó la primera oferta y al final recibió 100 millones de Euros por el belga, no por nada también es conocida como la “Madame de las transferencias”.

«Que Marina sea dura en las negociaciones es normal. Las personas que en el fútbol hablan de contratos, salarios, transferencias, etc. que consiguen jugadores y los venden tienen el trabajo más difícil», comentó en su momento Thibaut Courtois antes de irse del Chelsea al Real Madrid.

«Marina es una persona clara, no hay necesidad de 10 llamadas telefónicas o 15 correos electrónicos para decir algo. Va directo al punto», aseguró el representante de Kurt Zouma, hoy cedido al Everton.

Este mercado de fichajes negoció la compra de Ziyech, Werner y Havertz. En el caso de este último, el Leverkusen pedía 100 millones de libras más variables. Marina se tomó su tiempo y aprovechó el deseo del jugador de ir al Chelsea, para lograr el fichaje por 40 millones menos. Además de Thiago Silva como agente libre, Malang Sarr como agente libre y Ben Chilwell por 50 millones de Euros.

Sus ventas también son de admirar: vendió a Oscar, Ramires, David Luiz y Morata por 200 millones de libras. En los últimos 5 años, el Chelsea es el equipo que más dinero recibió por fichajes (523 millones de libras, casi 150 millones más que el segundo, Liverpool).

Muchos medios la proclaman como la mujer más poderosa del fútbol mundial. En 2018 fue elegida por Forbes como la quinta mujer más poderosa del mundo del deporte.


Información tomada de: infobae.com y soyreferee.com

Deja una respuesta