Artistas

Génesis Molina: una artista con gran uso del color9 min read

Génesis Molina es una artista venezolana que trabaja en Caracas, Venezuela y hace un gran uso del color; hoy nos cuenta un poco sobre ella y su arte.

“Hola mi nombre es Génesis Molina tengo 26 años, soy artista del tatuaje desde hace aproximadamente 5 años, actualmente me dedico al realismo a color en la ciudad de Caracas Venezuela. Soy super amante del color, el arte en general considero que soy una persona muy alegre divertida, luchadora, constante y sobre todo apasionada con cada cosita que hace en su vida. Me gustan mucho los animales, la playa y todo lo que me dé paz como tatuar, es mi lugar más bonito y seguro, desde el primer día tatuando no se cómo pero sabía que iba a dedicar mi vida a esto y aquí estoy, dejando cada día lo mejor de mi en cada pieza que hago, Algunos datos extras de mi; estudié Comunicación Social, practicaba Parkour y Pole Dance, me encanta la lectura y pintar en acrílico”.

.

¿Cómo comenzaste en el mundo del tatuaje?

Al principio fue duro como todo siempre al empezar, recuerdo que me sudaban en frío las manos, me comían los nervios cada vez que tocaba una máquina, era una sensación increíble cuando tuve mis primeros acercamientos, también tuve siempre influencias desde pequeña, tenía un tío que tatuaba se llama Sanel Valles y siempre me divertía ir al estudio y ver a las personas entrando pidiendo algo específico o perforándose quedaba como wow yo quiero, de hecho si mal no recuerdo mi primer tatuaje me lo hice a los 13 años (aún lo conservo aunque ya no me gusta tanto), ya cuando estaba dando como mis primeras inclinaciones al mundo del tatuaje me daba pánico porque no era tan común, cuando empecé ver chicas tatuando y siempre era como un tema no de que este mundo es más para chicos, que tengo que hacerlo bien, que la confianza del cliente hacia mi, etc.. Pero me armé de valor y dije oye por qué no hacemos esto, empecé a practicar muchísimo en foami, en cambur, etc… Hasta que pude lograr empezar a tatuar de poco a poco tatuajes mínimos y desde ahí no me detuve, una anécdota curiosa es que tenía como 3 meses tatuando y me tatué la cara (un lateral) tiene mucho simbolismo para mí porque no lo hice por moda ni por “soy la súper tatuadora rayada y tal”, en ese momento atravesaba una situación dura en mi vida con mi abuela, mi casa, etc… Amaba tatuar pero no me daba monetariamente por clientes, experiencias, etc… Me ofrecieron un trabajo como el que tenía antes de tatuar, que era de vendedora de teléfonos y estuve a punto de aceptar y dejar de lado todo esto ya que realmente lo necesitaba muchísimo, y ese día antes de tomar la decisión llegué al estudio donde estaba aprendiendo y le dije a una amiga sin pensarlo tatúame la cara. Recuerdo que me dijo Génesis ¿te volviste loca? Apenas tienes 3 meses ni siquiera sabes si vas a vivir de esto, si eres buena o no. (En ese entonces tampoco contrataban mucho personal con la cara tatuada así que era desechar la opción de un trabajo normal) Le dije tatúamela y ya, (me hice la palabra Art), al terminar de tatuarme la cara respiré profundo y casi lloro, era mi condena personal de ser buena en esto, era la manera de decirme no puedes retroceder solo ve hacia adelante, si amas esto vamos a llevarlo hasta el final, hay que ser de las mejores. Y aquí estoy casi 6 años después.

¿Cuál fue el primer estilo de tatuaje que hiciste?

Creo que como todo aprendiz al principio hice muchos minimalistas, no me gustaban, me encantaba la idea de piezas enormes, etc… Pero eso era lo que tocaba además que así aprendí mucho a pulir líneas, etc… El primero como tal que entró dentro de un estilo que hice fue un ilustrativo como tipo caricaturas y eso, hice un aku aku de crash y fue en el terreno en el cual me quedé un buen rato ya que amo con locura también todo lo que es video juegos, comiquitas, etc…

¿Quiénes son tus referencias en el mundo del tatuaje?

Siento que poco a poco se van sumando más y más duros a mis referenciales entre ellos está Allen Brum, Black Sánchez, ilya, Emerson do barros, Roberto Carlos, Emerson Pabón, Alex Bruz, Dimitry Samohin, Pirojenko, Hilario Bautista, etc…

¿Cómo comenzaste en el estilo que trabajas actualmente?

Había tenido ya acercamientos con el realismo a color pero me faltaba entender aún muchas cosas, ya antes había probado con una abeja, una rosa, un pez, etc… Pero me faltaba bastante para decidirme.

Luego hace no mucho trabajaba con Erick García, un colega con el que compartí mucho ya que trabajamos juntos y con más experiencia que yo en el campo, él me animó a probar con el realismo a color, siempre me decía que amaba cómo inyectaba color y que si hiciera realismo quedaría genial, empecé a detallar más cómo se trabajaba y cómo se quebraba el tono empecé a detallar, a preguntar me animé muchísimo empecé a ver seminarios y time laps, le preguntaba mucho a él al verlo tatuar etc., a partir de ahí decidí probar y apenas hice mi primera pieza decidí que sería en lo que me quería especializar.

¿Cuáles son las cosas que más te gustan sobre el mundo del tatuaje?

Creo que todo, lo disciplinado que te vuelve, lo que te ensena, lo que se une a el, te exige aprender de arte, de fotos, de anatomía de letras, de texturas, colores, sombras, luz, hay tantas cosas que aprendes aquí también a relacionarte con el mundo con los clientes con los colegas, adquieres percepciones brutales y diferentes todos los días, me encanta la variedad que hay en estos momentos hay mucho que dar, miles y millones de posibilidades a crear algo nuevo algo propio, etc… y eso me parece hermoso, regalamos sentimientos con lo que hacemos también, momentos, expresiones me parece que amo todo.

¿Cómo ves a la cultura del tatuaje en Latinoamérica actualmente?

Estos últimos años he sentido que hay un movimiento de artistas emergentes de aquí brutales no solo Venezuela a nivel latinoamericano hay muchísimo potencial, estamos empezando a crecer más y a informarnos, también veo que hay más preocupación por ser un buen artista y eso me agrada; poco a poco he visto cómo crece una buena cultura entre nosotros.

¿Cuál es la anécdota que más recuerdes de una sesión?

Una vez que tatué un minimalista muy chiquito y el cliente se desmayó ajajaja pero fue muy de repente no lo vi venir porque estaba súper rela (casi se pega con una papelera) cuando despertó ambos nos reímos mucho.

También una en la que una chica lloró porque se tatuó algo muy personal ya que sufría de depresión y lo superó, se veía muy contenta con su tatuaje porque marcaba para ella un significado enorme.

¿Qué consejo le darías a los nuevos tatuadores?

Dibujen mucho, infórmense, aprendan de tatuadores cercanos, no tengan miedo de preguntar, sean curiosos y creen, creen su propio estilo, su marca, sean siempre humildes y nunca se rindan si aman esto. (Quien no defiende su talento no lo merece).

Genesis Molina es una gran tatuadora quién sabe hacer buen uso del color y lo demuestra en sus piezas, si quieres ver más de su arte visita su cuenta en Instagram.

Un comentario en «Génesis Molina: una artista con gran uso del color»

  • De verdad elegir a un artista que me tatúe no fue Fácil. Y Génesis es demasiado buena en esto. Fue elegida con tiempo y con lupa.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *