La historia del mono número cien

En la década de los 50, en la isla japonesa de Koshima, un grupo de científicos que estudiaba a los macacos colocaba batatas en la playa. A los monos les gustaba el sabor de las batatas pero les molestaba mucho la arena. Una mona joven descubrió que se lavaba las batatas en el agua del Leer Más …