El talento mueve al capital

Compartimos un resumen que hicimos hace un tiempo de algunos capítulos del libro «Funky Business» de Kjell Nordstrom y Jonas Ridderstrale:

  1. «Tenemos que convertirnos en el cambio que queremos ver en el mundo». Gandhi
  2. Necesitamos encontrar nuevas formas de organizar nuestras empresas, de captar la atención de los exigentes consumidores y de tratar a nuestros colegas.
  3. Tenemos que encontrar nuevas formas de motivar, evaluar, premiar, formar, inspirar y dirigir a las personas.
  4. Hoy la gente trabaja para enriquecerse, para divertirse, para conocer a gente nueva, para ver lugares nuevos, y para ser visto, para realizarse o para lo que sea. Ya nadie trabaja porque se sienta moralmente obligado a hacerlo.
  5. De pronto, desde el punto de vista del empleado, las empresas son desechables en lugar de permanentes, Hoy, la gente contrata a las empresas y no lo contrario.
  6. A largo plazo, la función de las empresas ya no será contratar a su personal como ocurría en el pasado. Su función principal será organizar.
  7. Un organizador no ofrece trabajo, sino oportunidades. Un organizador ha de elegir una idea, definir los recursos necesarios para llevarla a cabo y, luego, conseguir esos recursos.
  8. Las fuerzas directrices de la organización son el riesgo, el dinamismo y la constante creación de valor.
  9. Los líderes tienen que crear campos de fuerza, imanes que atraigan a talentos excepcionales en lugar de tener empleados permanentes.
  10. El paradigma de la organización implica que los límites legales de la empresa pierden importancia. Lo que cuenta son los límites operacionales.
  11. El líder maneja una serie de asociados y colaboradores, una red de redes. Es preciso aportar inspiración a toda la red y, para ello, solo sirven los mejores.
  12. Las estrellas atraen a más estrellas; los perdedores atraen a perdedores. Todos participamos en un gran juego global. Los individuos juegan. Las empresas y las regiones juegan.
  13. Cuando la gente tiene el poder, la intimidación y las amenazas no funcionan. Y si funcionan, estás perdido, porque eso quiere decir que has contratado a las personas equivocadas.
  14. Nuevas enfermedades:
    • Estreñimiento empresarial
    • Incapacidad para autorrenovarse
  15. La orientación no depende de controlar y mandar, sino de enfocar y animar a la gente para que se centre en lo realmente importante.
  16. En un mundo caótico, la gente busca desesperadamente a personas que le ayuden a dar sentido a su vida personal y profesional. Es la eterna necesidad de ser guiados.
  17. La guía se concentra formulando y aclarando nuestra idea del mundo, de nuestra capacidad y de lo que queremos lograr.
  18. Todas las empresas necesitan compartir la razón por la que existen, saber quiénes son y hacia dónde van.
  19. Además de ser la esencia de la identidad y de los fines de la empresa, la visión y las metas también tienen que generar y potenciar el deseo de compromiso. La gente tiene que desear pertenecer a la empresa.
  20. Comunicar una visión no solo implica repetir y definir un mensaje; requiere la habilidad de contar una historia.
  21. Los verdaderos directores generales son «contadores de historias generales». Proporcionan el enfoque, la inspiración y el sentido que la empresa necesita.
  22. Las metáforas y el lenguaje tienen una fuerza asombrosa. De hecho, el el lenguaje da forma al mundo en que vivimos.
  23. El mejor consejo que se puede dar al directivo actual es que sea genérico, que no se fije en pequeños detalles. Que confíe en el buen juicio de las personas.
  24. Los líderes funky inventan y transmiten historias. Comunican mensajes a través de las historias que explican y de las leyendas que surgen alrededor de ellos.
  25. Si comunicamos ideas generales a través de anécdotas, se abren nuevas posibilidades de comportamiento.
  26. El mensaje es sencillo: Encienda la fogata, reúna a la tribu y empiece a contar historias y a predicar con el ejemplo.

Tomado del blog Aprendizaciones.

Deja una respuesta