Ingredientes para crear un buen equipo de trabajo

Compartimos algunas ideas tomadas del libro «La gestión al estilo Disney» de Bill Capodagli & Lynn Jackson:

  • Crear equipos no siempre es una tarea fácil. Buena parte del éxito depende de la selección del líder, quien tendrá un papel decisivo a la hora de cosechar resultados. Sobre esta persona recae una enorme responsabilidad a la hora de fijar el estilo del equipo, tanto a través de sus cualidades personales como de la elección de sus miembros. Debe ser capaz de ejercer un liderazgo firme pero justo, que respete los valores de cada miembro y comprenda su función dentro del conjunto. Un buen líder debe crear y mantener un clima que aliente la creatividad, pero que a la vez permita alcanzar los objetivos previstos.
  • La composición del resto del equipo también es vital para el éxito o el fracaso. El primer paso es determinar todas las partes implicadas en un proyecto concreto y, a partir de ahí, buscar a la persona que mejor encarne el perfil necesario en cada caso.
  • Hay que evitar formar un grupo en el que todo el mundo piense en el resultado final y nadie preste atención a las pequeñas cosas sin las que este resultado será imposible de lograr.
  • La diversidad es importante, aunque en último término la clave está en la sinergia, el equilibrio y la mejora continua.
  • Cuando el objetivo es la innovación, hay que potenciar y no reprimir las propuestas radicales. Las discusiones de grupo y los análisis a menudo transforman una idea que puede parecer de lo más excéntrica en una herramienta útil y aplicable.
  • Los miembros del equipo deben funcionar como un grupo cohesionado desde el principio. No deben tener la idea de que cada uno de ellos representa exclusivamente los intereses de su departamento.
  • En cada reunión, todos los miembros del equipo deben hacerse esta pregunta: «¿Cómo podemos hacerlo todo juntos?»

El mejor delantero, el mejor defensa y el mejor portero no convertirán a un grupo de futbolistas en un equipo. La única forma de conseguirlo es a través del liderazgo y el compromiso con un objetivo compartido por todos.

Bill Capodagli & Lynn Jackson, La gestión al estilo Disney (2007. Ediciones Deusto. ISBN: 84-234-2472-3)

Deja una respuesta