Recuperando el viejo marketing

La forma más rápida de cerrar una conversación es decirle a alguien que estás «en marketing».

¿Porqué es eso?

En las últimas seis décadas, la percepción del marketing ha cambiado drásticamente. El marketing ha pasado de ser una conversación útil a ser percibido como un juego de tácticas manuales que engaña a las personas para que tomen decisiones que luego lamentan. Ése no es el tipo de marketing con el que crecí. Y no es el tipo de marketing que quiero practicar o ver en el mundo.

El tipo de marketing que presencié cuando crecía fueron las conversaciones útiles que mi madre tuvo con los carniceros del supermercado local sobre los mejores cortes de carne para comprar para la comida que quería cocinar, dentro de su presupuesto. Su marketing funcionó incluso cuando llegaron las cadenas de supermercados porque los trabajadores de ese supermercado se habían ganado la confianza de la gente durante años de conversaciones útiles.

La promesa del «nuevo marketing» era que podríamos llegar a más personas, más rápido y más barato. Lo que no se entendió tan claramente fue lo que podría perderse al obtener esas victorias rápidas.

Resulta que las herramientas y tácticas del nuevo marketing no son un atajo. Los métodos probados, confiables y verdaderos del viejo marketing nos ayudan a mantener nuestra integridad y llegar a donde queremos llegar.


Artículo original: Reclaiming Old Marketing.

Deja una respuesta