Claves para un programa de embajadores internos de éxito

Leemos el post «Cómo poner en marcha un programa de embajadores internos en tu empresa» y compartimos las claves que allí exponen:

Planificar y recabar apoyos

Es esencial que los embajadores quieran que la empresa tenga éxito, pero esto no puede venir impuesto desde la dirección. Cuando es algo obligatorio, no tiene sentido incorporar a los empleados a las redes sociales, pues no se cumple el objetivo de crear un entorno de negocio transparente y sincero con el que los clientes se sientan identificados. Por ello, el apoyo de varios grupos de interés dentro de tu empresa resulta fundamental.

Establece las metas y objetivos

El siguiente paso es establecer los objetivos del programa y qué metas se quieren alcanzar gracias a él. Los objetivos dependerán en gran parte de las estrategias generales de redes sociales, marketing y comunicaciones, y contribuirán a crear un marco específico y mensurable para este elemento del mix de marketing. Hay que tener en cuenta distintos objetivos para las distintas necesidades de cada departamento. Cada departamento tendrá objetivos distintos y podría beneficiarse potencialmente de un programa de embajadores internos de distintas formas, todas ellas realmente eficaces.

Identificar a los embajadores

Identificar a los posibles influencers de la plantilla e incorporarlos como evaluadores de versiones beta del programa de embajadores internos es el primer paso. Podrán ayudar a orientar la estrategia y proporcionarán feedback sincero, además de sugerir saber qué herramientas y recursos es más probable que usen y compartan los empleados.

Motivar para lograr éxitos

No conviene obligar a los empleados a compartir contenido de la marca en sus redes personales, ya que supondrá un obstáculo para la generación de confianza y provocará la falta de entusiasmo y pasión necesarios para sintonizar con las conexiones en redes sociales de tus empleados.

Los empleados no promocionarán tu marca por pura bondad, deben lograr algo a cambio, por lo que es importante que entiendan los beneficios del programa. Entre ellos podría estar una mayor visibilidad y credibilidad como expertos en la materia, aunque también es recomendable ofrecerles algunos incentivos a nivel interno por compartir contenido de la marca.

Perfeccionar la estrategia de contenido

La estrategia de contenido del programa de embajadores internos debería ser una continuación de la estrategia de contenido actual. A la hora de desarrollar la estrategia, es conveniente asegurarse de decidir qué se quiere compartir a través de este programa frente a lo que son las acciones diarias de la marca en las redes sociales. Hay que establecer el tipo de contenidos que ya se están compartiendo e intentar reproducir el mismo tono, siempre que sea posible: contenido de marca, contenido generado por empleados, información de la industria y liderazgo de opinión, etc.

Medir el éxito

Un programa de embajadores debería contar con los principales objetivos de negocio de la empresa e informar acerca de qué métricas necesitan seguimiento. Tampoco se debe olvidar medir los fallos. Estos proporcionarán información valiosa que lo mejorarán y permitirá su ampliación en el futuro.

Deja una respuesta