¿Realmente tenemos que publicar todo lo que hacemos cada día?

Algunas consideraciones que debemos tomar en cuenta:

  • Twitter no es una red social; es una red de información. La principal ventaja de Twitter es que puede llevar tráfico hacia tu sitio web.
  • Instagram no lleva tráfico hacia el sitio web porque no permite colocar enlaces en los posts.
  • Facebook y sus cambios de algoritmo han alejado al público y el tráfico que genera es muy bajo.
  • Nosotros incluimos a Twitter en la estrategia de marketing si determinamos que esta plataforma es compatible con la naturaleza del negocio.
  • Para un negocio pequeño no tiene sentido tener miles de seguidores sino una base de seguidores fieles que compren y recomienden.
  • Nos preocupa que se haya instalado el paradigma de que más es mejor: más seguidores, más publicaciones. Estamos saturando al mercado.
  • Desde noviembre de 2018 hasta hoy hemos dejado de seguir más de 200 cuentas que eran interesantes y ahora se convirtieron en basura por la cantidad de publicaciones y la orientación hacia memes en lugar de mantenerse compartiendo contenido de valor.
  • En Instagram estamos adoptando la práctica de sólo dar like a las publicaciones que nos hacen detenernos y prestarles atención.
  • Les invitamos a hacer una prueba: vayan a la sección de Estados de WhatsApp y vean cuántos de sus contactos han publicado más de dos estados. ¿Realmente hace falta publicar tanto? ¿Qué porcentaje de ese contenido es realmente de valor? ¿Realmente tenemos que publicar todo lo que hacemos cada día?

Deja un comentario