Mejores clientes

Tomamos prestada esta nota del blog «The Story of Telling«:


Una joven amiga mía se mudó a una nueva ciudad y tenía problemas para hacer nuevos amigos. Ella se lamentaba de no conocer a las personas adecuadas. «¿Cómo puedo hacer buenos amigos?», se preguntaba.

Su pregunta me recordó algo que mi abuela solía decir: «Consigues buenos amigos al ser un buen amigo».

¿Qué pasaría si aplicáramos este consejo a los negocios? ¿Qué pasaría si nos esforzáramos más en ofrecer un mejor servicio como estrategia para conseguir buenos clientes?

Hay dos preguntas que nos deberíamos hacer desde el principio:

  1. ¿Cuál es nuestra definición de un «buen cliente»?
  2. ¿Cuáles son los ideales de nuestros clientes sobre las empresas que ellos quieren apoyar?

Cuando sabemos para quiénes estamos trabajando y qué es lo que les importa, mejoramos.

Deja un comentario