Kit básico de herramientas para el emprendedor (1ra parte)

Agradezco enormemente la oportunidad que me brindan de poder escribir en este espacio. Como bloguero valoro muchísimo el guest blogging y el networking digital.

Quiero comenzar mi colaboración en este blog, hablándoles acerca de esas cosas necesarias para el emprendedor digital. Pero no se dejen engañar por el sufijo “digital”. Esto que les voy a compartir sirve para el emprendedor digital y el analógico.

Sin duda alguna que en estos tiempos modernos, en los que descubrimos que la crisis tocó a nuestra puerta, y que la bonanza se acabó, todos descubrimos que podíamos emprender. Emprender se ha vuelto una tendencia, una moda (también), pero una necesidad, sin duda alguna.

Y emprender requiere, entre muchas cosas, ciertas herramientas. De esas herramientas voy a hablarles en estos dos posts.

Se tratan de herramientas tecnológicas (cómo no), pero también de herramientas personales, humanas, que nos ayudarán a que lo tecnológico fluya.

Comenzaré en esta entrega a hablarles de esas herramientas personales, humanas. Veamos:

Decisión: el emprendedor necesita decisión. Decisión para salir de su zona de confort, para hacer algo nuevo, para explorar nuevas posibilidades, para aprender y desaprender. Lo primero que hace falta para ser emprendedor es QUERER serlo. El emprendedor por necesidad a veces no es muy feliz emprendiendo. Y el emprendedor por obligación muchas veces termina abandonando. Sólo el emprendedor por CONVICCIÓN logra sus objetivos.

Enfoque: como emprendedor necesitas tener unos objetivos claros previamente definidos. Si no sabes a dónde vas, ¿cómo pretendes llegar? Estos objetivos deben estar siempre presente en todas las acciones del emprendedor, para evitar que se desvíe de los mismos. Y, como los objetivos del emprendedor suelen ser muchos, siempre es necesario que se clasifiquen, en cortos, medianos y largo plazo. Así se van cubriendo todos, sin dejar ninguno por fuera.

Organización: estar enfocado (punto anterior) nos trae a esta herramienta. La organización es VITAL para llevar adelante cualquier empresa. Debe haber orden, agenda, horarios y tiempos fijados para entrega y medición de objetivos. Si todo esto no se ordena, ¡estamos al borde del precipicio!

Paciencia: dice el viejo refrán que “Roma no se construyó en un día”. Y así hay que entenderlo. El emprendedor debe ser muy paciente y comedido en sus acciones, puesto que los resultados inmediatos y la riqueza de la noche a la mañana no existen. El “éxito” en cualquier negocio es consecuencia del trabajo constante y disciplinado, que requiere de dosis enormes de paciencia.

Disciplina: Tener orden y paciencia te hace ser disciplinado. Ser metódico en cada una de las actividades que tienes que hacer como emprendedor (y muchas veces solo contra el mundo) requiere que seas disciplinado. Que cumplas con odas tus asignaciones, que tengas procedimientos precisos y adecuados es otra característica muy necesaria en el emprendedor.

Perseverancia: ¡Te vas a equivocar una y otra vez! Pero eso no significa que vayas a abandonar Los errores serán tus mejores maestros en esto de emprender. Ante los altibajos, recuerda hacer uso de la paciencia, hacer una pausa, para luego arrancar de nuevo con bríos renovados. ¡Nunca desistir!

Proactividad: el emprendedor de verdad sabe cuándo tiene que hacer cada cosa. ¡Y se adelanta a ellas! Como emprendedores debemos ir siempre un paso adelante de las situaciones. Sí, suena complicado, pero es algo que poco a poco vas desarrollando. La experiencia y los errores te formarán para que cada vez seas más proactivo.

Curiosidad: ¡Un emprendedor siempre está aprendiendo, buscando, investigando! No te puedes quedar con lo que ya sabes o con una sola forma de hacer las cosas. La curiosidad te impulsa a explorar nuevos desafíos. ¡Sé curioso!

Buen humor: no todo será color de rosa durante tu vida de emprendedor. Por lo que hay que aprender a reír, para no llorar. Está comprobado científicamente que las personas con buen humor son más productivas y se sobreponen mejor a las crisis, así que a mejorar ese humor y esa buena actitud ante la adversidad.

Son bastantes herramientas, ¿verdad?

¿Qué pensabas? ¿Que esto de emprender era facilito?

Emprender es un estilo de vida. Y debes estar dispuesto a asumirlo.

En la continuación de este post les hablaré de las herramientas tecnológicas. Esas apps que yo uso y he usado, y que les recomiendo para que su emprendimiento digital sea lo más llevadero posible.

Y si quieren leer más acerca del emprendimiento, dense una vuelta por mi Canal de Telegram, en donde comparto muchos más tips.

Deja un comentario