Atención al cliente: ¿una utopía en Venezuela?

Recientemente fui a hacer un par de compras en uno de los supermercados que queda cerca de mi casa. En el momento de pagar los productos, el punto de venta rechazaba mi tarjeta de débito con el mensaje “chip inválido” por lo que la cajera me pregunta si no tengo otra tarjeta de débito para hacer el pago; mi respuesta fue que yo sólo tenía dinero disponible en ese banco en ese momento por lo que no tenía ningún sentido entregarle otra tarjeta.

Lo más inquietante del asunto es que esa cajera no hizo el más mínimo esfuerzo para que yo pudiera hacer el pago y llevarme los productos. Su actitud fue de total indiferencia ante la situación. Ni siquiera una pizca de proactividad para pedirle a alguna de sus compañeras que intentara pasar mi tarjeta por otro punto de venta.

La pregunta que surge es: ¿cuántas ventas está perdiendo cada día ese supermercado por la actitud de esa cajera?

Terminamos compartiendo este tweet:

Deja un comentario