Si tienes un blog, ¡necesitas disciplina!

Leemos el post “Necesitas disciplina para mantener tu blog” y compartimos algunas ideas:

  • Comenzar un blog es algo relativamente fácil; el reto está en mantenerlo.
  • La motivación es muy importante para escribir cada uno de los posts porque está relacionada con los temas sobre los cuales te gusta escribir. Sin embargo, además de la motivación también necesitarás mucha disciplina.
  • La disciplina es la coordinación de actitudes, con las cuales se instruye para desarrollar habilidades más rápido, o para seguir un determinado código de conducta u “orden” (Wikipedia).
  • La autodisciplina se refiere a la capacitación o entrenamiento que se da a sí mismo para llevar a cabo una determinada tarea o para adoptar un patrón particular de comportamiento, incluso si uno preferiría estar haciendo otra cosa (Wikipedia).

Nuestra experiencia con la gestión del blog “Aprendizaciones” puede servir de referencia: en diciembre de 2017 decidimos hacer un experimento que consistiría en publicar un post diario. Este experimentó comenzó oficialmente el 01 de enero de 2018 y culminó el pasado 31 de agosto. Algunas lecciones que aprendimos durante el tiempo que duró el experimento (8 meses):

  • Hay días en los que parece que ninguna idea fluye y nos encontramos estancados.
  • Otras veces, las ideas fluyen con mucha facilidad; debemos aprovechar estos momentos de flow” y escribir varios posts y dejarlos programados para días posteriores.
  • En ocasiones se te ocurrirán buenas ideas pero no estarás frente a tu ordenador para redactar los posts. Recomendamos llevar siempre contigo un bolígrafo y una libreta de notas para registrar las ideas y luego escribirlas en tu equipo de computación. Nos ha pasado que estamos en algún lugar y sucede alguna situación que sirve de disparador para la generación de ideas; no debemos desperdiciar esas oportunidades para tomar nota de las ideas generales y desarrollarlas posteriormente.
  • La disciplina es esencial ya que si estableces que vas a publicar en determinados días, debes hacer todo lo posible para mantenerte apegado a ese cronograma.
  • No seas demasiado perfeccionista con respecto al contenido de cada publicación: el post perfecto no existe; a veces podrás desarrollar varias ideas y en otras oportunidades sólo podrás desarrollar una idea que te tomará uno o dos párrafos. Estos posts cortos también pueden ser muy atractivos para tus lectores si en ellos abordas soluciones a problemas cotidianos o reflexiones cortas sobre determinados temas (recuerda que menos es más).
  • La disciplina también te ayudará a mejorar tus habilidades de escritura y con cada post te estarás preparando para hacerlo mejor en el siguiente.

Con respecto al blog “Aprendizaciones“, hemos decidido que su frecuencia cambie a tres publicaciones semanales (lunes, miércoles y viernes) a partir de septiembre de 2018; seguiremos evaluando los resultados en cuanto a seguidores y lectores. Esperamos compartir las lecciones que aprendamos en un próximo post de este blog.

¿Nos comentas sobre tu experiencia con tu blog?

Deja un comentario