No seas un “zombie digital”…

Desde hace un tiempo hemos observado que hay muchas personas que viven obsesionadas con las redes sociales:

  • personas que no empiezan a comer hasta que no le han tomado una foto a lo que van a comer;
  • personas que dejan de hacer cosas (importantes) para convertirse en esclavas de las notificaciones (generalmente, cosas urgentes que no son importantes);
  • personas que no establecen contacto visual con quienes tienen a su alrededor para atender lo que le envían por Whatsapp o para ver las publicaciones de Instagram, Snapchat o cualquier otra plataforma social.

Para nuestra sorpresa, ya se han escrito artículos relacionados con los “zombies digitales”. Ana Gabriela Gaona escribió “¿La tecnología nos convierte en zombies digitales?” en donde establece una tipología sobre estos seres:

  • El zombie obsesionado por las notificaciones: revisa su smartphone constantemente y parece no tener ninguna otra prioridad.
  • El zombie distraído: muchos creen ser “multitasking” pero realmente tienen un pobre nivel de concentración y dejan de hacer cosas importantes, tanto para ellos como para otras personas.
  • El zombie presumido: estas personas son las que parecen estar en un “reality show” todo el tiempo ya que publican cuánta cosa hacen durante el día (y la noche).
  • Zombie selfie lover: “Espejito, espejito: ¿quién es el zombie más bonito?”. Son los principales protagonistas de cada una de sus publicaciones.
  • Zombie Glasshole: toman fotos o graban videos de cada concierto y/o evento al que asisten (no les importa si es la peor banda del mundo pero igual comparten los videos)

Yo le agrego el “zombie que todo lo comparte”: unos seres extraños y muy tenebrosos que no confirman la veracidad del contenido que reciben pero igual lo comparten entre sus contactos (mención especial para los “adictos a Whatsapp” que siempre comienzan sus mensajes con la frase “lo comparto tal y como me lo enviaron”).

Sergio F. Sosa Sánchez

Lecturas recomendadas:

Deja un comentario