8 pasos para aprender a pensar

Encontramos esta imagen en la cuenta de Twitter de Virginio Gallardo y aprovechamos para compartir algunos tweets sobre “aprender a pensar”:

 

Lo que pudo haber sido…

“Lo que pudo haber sido es una abstracción que se mantiene como una posibilidad perpetuada en el mundo de las especulaciones.” — T.S. Eliot


Pensar en “lo que pudo haber sido” no tiene ningún sentido; la clave está siempre en tomar la iniciativa y hacer las cosas que tienes que hacer para alcanzar los objetivos que estableciste.

Cuando piensas demasiado en “lo que pudo haber sido” te paralizas y te quedas atrapado en un círculo de inacción.

La idea es que le pongas movimiento a tus pensamientos.

Usa una brújula…

Una herramienta esencial para enfrentarse a 2018 porque necesitaremos mantener el enfoque en nuestro Norte…

Nota: nuestro colaborador, Luis Tercero Silva, agrega que se requiere Foco, Disciplina y Pasión en T-O-D-O.

Nuestras tres palabras para 2018 #3palabras2018

Leemos el post “Mis tres palabras para 2018” de Isra García y decidimos aceptar el reto que él propone.

Antes de compartir nuestras tres palabras para 2018 queremos compartir la “metodología” Isra propone:


Elige tus tres palabras

Elige esas tres palabras que te impulsarán hacia alcanzar lo que deseas en este próximo año. Escribe esas palabras cada día. Colócalas como fondo de escritorio o salvapantallas en tu smartphone. Incluso en tu agenda al comenzar cada día. Tenlas presentes, practícalas a diario y no las olvides ni por un solo día. Léelas al menos una vez al día.
Veamos el proceso. Luego compartiré contigo mis tres palabras, y entonces te pediré, si esto resuena contigo que compartas las tuyas, en los comentarios, en Twitter, en Instagram. Puedes utilizar el hashtag #3palabras2018.

¿Tres palabras?

Chris Brogan explica que se eligen tres palabras porque así las podemos utilizar como una triangulación. Si elegimos una palabra, se evaporará de nuestra mente demasiado rápido. Dos palabras llevan a la lógica “elige esta o la otra”, por lo que tampoco funcionará. Tres palabras son como elegir tres objetivos, coherente, alcanzable, realista y con perspectiva. Con tres palabras podemos ver las situaciones en nuestras vidas desde diferentes dimensiones.

Cómo elegir tus tres palabras para 2018

Chris sugiere no elegir frases, ya que dentro de las frases hay palabras vacías. Selecciona la palabra que más significado tenga para ti, con profundidad, alcance y recorrido para todo el año. Palabras que se puedan aplicar a tu viaje y a tus objetivos. Palabras que te ayuden a tomar decisiones. Ejemplo, no tiene mucho sentido elegir la palabra “amor” si no es para aprender cómo dar o recibir amor. La palabra “autodisciplina” para recordarte que tienes que hacer cada día un esfuerzo que se te resista, sin que venga impuesto por nadie más que tú. La palabra “aquí” podría ayudarte a ser autoconsciente y vivir despierto.

Cuidado con las palabras vacías que no determinan ninguna acción.


2017 fue un año particularmente difícil aquí en Venezuela y 2018 no luce muy alentador de acuerdo a la mayoría de las predicciones de los más respetados economistas de este país y de organismos financieros internacionales.

Nuestras tres palabras son:

  1. Sinergia: de acuerdo a lo que encontramos en Wikipedia, la sinergia, comúnmente, refleja un fenómeno por el cual actúan en conjunto varios factores, contrariamente o varias influencias, observándose así un efecto, además del que hubiera podido esperarse operando independientemente, dado por la concausalidad,​ a los efectos en cada uno. En estas situaciones, se crea un efecto extra debido a la acción conjunta o solapada, que ninguno de los sistemas hubiera podido generar en caso de accionar aisladamente. Para nosotros, esta palabra implicará abrirnos a la posibilidad de colaborar con otros profesionales del aprendizaje que nos ayuden a seguir entregando contenido de calidad y que podamos trabajar juntos en diversos proyectos de aprendizaje organizacional.
  2. Resiliencia: según Wikipedia, es la capacidad que tienen los grupos sociales para sobreponerse a los resultados adversos, reconstruyendo sus vínculos internos, a fin de hacer prevalecer su homeostasis colectiva de modo tal que no fracasen en su propia sinergia. Para el equipo de Aprendizaciones, esto significa que debemos aprender a superar las circunstancias adversas del entorno (particularmente en Venezuela) para poder lograr las metas que nos hemos propuesto para 2018.
  3. Experimentar: esta palabra la vamos a usar como un recordatorio de que debemos aprender a permanecer flexibles ante nuevas posibilidades, ante nuevas formas de hacer y ver las cosas; la idea es no permanecer aferrados a viejas obsoletas formas de hacer las cosas y buscar la innovación en cada cosa que hagamos. Esto requerirá el plantearnos buenas preguntas ante cada situación que nos toque enfrentar.

¿Cuáles son tus palabras para 2018?

¿Rápido o apurado?

Estamos en el día 30 del año y es muy interesante ver cómo hay personas que pretenden hacer en dos días (30 y 31), todo lo que no hicieron en los anteriores 363 días.

¿Quieres hacerlo todo rápido o sólo estás apurado?

Para hacerlo mejor el próximo año, debemos comprender que lograr grandes metas requiere de hacer las “pequeñas tareas” todos los días.

El “gran momento” no existe; es sólo un mito.

Piensa en esto…

Pensando en el 2018

Aprovecha estos días para pensar en lo que quieres lograr durante el 2018 en cada una de las siguientes áreas:

  • Empleo (cuida lo que tienes y busca mejoras significativas)
  • Carrera (desarrollo profesional)
  • Desarrollo personal (todo lo que haces para ser una mejor persona)
  • Relaciones (familia, amigos, etc.)
  • Salud (ese chequeo médico que has postergado por tanto tiempo)
  • Recreación (verdadera recreación = la que te ayuda a reponer energías)
  • Comunidad (todo lo que haces para que el mundo sea un mejor lugar para los hijos de tus hijos)
  • Material (todo lo que tiene que ver con las cosas que compras para que tú y tu familia tengan mejor calidad de vida)
  • Finanzas (los recursos financieros que necesitas para comprar lo que está en el área “Material”)
  • Espiritual (todo lo que tiene que ver con tu encuentro con Dios)

¡Esperamos que el 2018 les traiga mucha prosperidad y aprendizaje!!!

Propósitos de año nuevo

Propósitos de Año Nuevo

Fernando Sánchez Arias

Los sueños se hacen realidad cuando tenemos la convicción interna para guiarnos, la pasión para emocionarnos y la disciplina para ejecutar las acciones precisas. Takumi

Al culminar un año y a pocos días de iniciar el otro, muchas son las emociones y muchos los pensamientos que experimentamos. El Alfa y el Omega siempre son momentos claves para la reflexión, para la Autoevaluación, para la observación de lo que aconteció y la preparación para lo que deseamos suceda en el futuro.

Es por ello, que he querido compartir contigo, selecto lector, estas ideas que he extraído del libro “Don’t sweat the small stuff…and it’s all small stuff” (Hyperion) de Richard Carlson, Ph. D., de aprendizajes de mi permanencia en Japón y de conversaciones con mis senseis de Tai Chi Chuan en Nagoya. Son simples pero poderosas y confío en que sean de ayuda para tu visión del próximo año.

REFLEXIÓN (Hansei)

Uno de los aspectos más importantes a la hora de prepararnos para un nuevo año es dar un vistazo a lo que sucedió. Para ello he encontrado relevantes estas preguntas:

1.   ¿Qué alcancé en relación a lo que establecí como mis metas en diciembre de 2016?

2.   ¿Qué dejé de hacer?

3.   ¿Qué logré que no estaba planificado?

4.   ¿Qué cambió en mi manera de pensar?

5.   ¿Qué se modificó en mi manera de expresar mis sentimientos?

6.   ¿Cómo se transformó mi conducta?

7.   ¿Qué personas fueron claves para mi vida interior/espiritual/emocional este año?

8.   ¿Qué personas contribuyeron a mis logros materiales/profesionales este año?

9.   ¿Cuáles son las tres cosas que más me gustaron de este año?

10. ¿Qué cosas/acciones/personas/condiciones me ayudaron a lograr esto?

11. ¿Cómo puedo mantener el ritmo interno para repetir logros similares?

12. ¿Cuáles fueron los tres momentos más difíciles?

13. ¿Qué cosas/acciones/personas/condiciones generaron estos momentos difíciles?

14. ¿Qué puedo cambiar en mí para evitar que estos momentos se repitan?

15. ¿Cómo estuvo mi balance intelectual-emocional-físico-espiritual-material?

16. ¿Dónde estuve más fuerte y dónde más débil?

17. ¿Dónde deseo concentrarme este año para lograr equilibrio?

Es muy importante que al realizar estas preguntas las hagamos con una actitud positiva y proactiva, celebrando los aspectos fuertes y visualizando los fracasos como oportunidades de aprendizaje, los errores como oportunidades de mejora y los problemas como oportunidades de éxito. Es clave el tomar conciencia de que estamos en un proceso donde nada es definitivo, donde el pasado no es garantía del presente y mucho menos del futuro. Uno de mis maestros de Tai Chi me comentaba con sus sabias palabras lo que mucho hemos leído en la literatura Zen: “Cuando te estoy hablando, mis palabras son parte del pasado”, “sólo puedes actuar en tu aquí y ahora…concéntrate en cada inspiración y en cada exhalación que realizas, así podrás pensar, sentir y actuar en la dimensión cierta para cambiar lo que quieras”.

De manera que, sea en tu vida personal, en tu familia, en los negocios o en tu vida social y comunitaria, piensa, siente y actúa con plena convicción de que todo puede mejorar con tus elecciones, con tus decisiones, por lo que es determinante el dar ese vistazo al pasado para saber el cómo actuar en el presente, visualizando un año nuevo pleno y abundante.

Antes de pasar a los propósitos de año nuevo, es prudente actuar sobre lo siguiente:

  • Agradecimiento: agradece a aquellos que te ayudaron con una nota, una tarjeta, un obsequio material o espiritual, una llamada; sé creativo.
  • Amor: expresa verbal y físicamente el más hermoso sentimiento que existe en la humanidad, di textualmente “te amo”, “te quiero”, “te admiro”, a los seres que te rodean en cualquiera de los ambientes donde actúas.
  • Compasión: hay gente que materialmente no posee las condiciones para vivir una Navidad y una Noche de Año Nuevo con alegría y visión próspera. De nada sirve la lástima o la pena. En cambio, como afirma el doctor Carlson, la compasión nos hace actuar con iniciativa y amor para aportar algo a otro ser vivo. Además, al hacerlo en forma anónima, nos ayuda a elevar nuestro espíritu.
  • Perdón: al perdonarnos por las metidas de pata y las pérdidas de cabeza de este año, conjuntamente con el perdonar a aquellas personas por las cosas que creemos nos hicieron, limpiamos nuestro interior y dejamos atrás el lastre que significa tener enganchadas a nuestra cintura todas las personas y situaciones ligadas a la tristeza, el dolor, miedo y fracaso. Cuando nos perdonamos, expresamos perdón y perdonamos, nos liberamos y liberamos a los otros…una excelente forma de iniciar un año.

VISIÓN 2018

Una de las mejores formas de crear los propósitos de año nuevo es tomar unos marcadores o creyones de colores y en una hoja blanca dibujar en el centro un símbolo que nos represente (retrato, un vegetal, un mineral, un animal o cualquier objeto). Debajo o alrededor de esta figura, escribe tu nombre bien resaltado y el texto: “Visión 2018”. Partiendo de esta figura central, dibuja unas ramas o líneas gruesas, una de cada color para cada una de las dimensiones siguientes:

1. Claves: escribe aquí cuáles son los principios o valores que van a guiarte durante este nuevo año. Por ejemplo: amor, calidad y humildad pueden ser los valores de un hombre de negocios que desea amar más y mejor a su gente en la casa y la empresa; desea generar todas sus acciones cumpliendo y excediendo sus estándares y los de sus clientes internos/externos; y espera actuar con humildad para controlar su ego en su interactuar diario.

2. Intelectual: escribe aquí todas tus metas relacionadas con el desarrollo de tu intelecto. Ejemplos: escribir un libro, hacer un doctorado, hacer un curso de filosofía, diseñar un taller de finanzas, conversar mensualmente con una persona interesante, leer libros o revistas con una frecuencia determinada.

3. Emocional: escribe aquí lo referente a tus deseos emocionales. Ejemplos: pasar más y mejor tiempo con mi esposa, levantarme más temprano y jugar con mis hijos en la cama antes de levantarlos para ir al colegio, realizar una reunión de toda la familia en una hacienda, hacer una reunión de ex-alumnos de bachillerato o aprender a expresar mejor mis sentimientos con inteligencia emocional.

4. Físico: escribe qué cosas deseas obtener en la dimensión física, como por ejemplo: reducir la barriguita, dejar de comer carne roja, dejar de fumar, practicar Tai Chi Chuan o Aikido, caminar o correr todas las mañanas con un amigo, hacerse el chequeo médico que está pendiente desde hace tres años.

5. Espiritual: en esta dimensión se registran las acciones para elevar o mejorar nuestro espíritu, sin distingo de fe o creencias. Ejemplos: meditar u orar todos los días, asistir a un retiro espiritual solo o con la familia, perdonar a fulanito, expresarle perdón a menganita, apadrinar a un niño de la calle y ser su coach personal, entre otros.

6. Material: en esta rama escribe las cosas materiales como dinero (cantidad y frecuencia), artículos personales, equipos electrónicos, casa, carro, libros, etc.

7. Locuras: esta dimensión es para escribir los sueños o deseos más locos que tengas y que puedan dar aliciente a tu año. Ejemplos: saltar en bengi, volar en parapente, bucear en alguna isla del Mar Caribe, nadar con delfines, ir al Amazonas, pintar un graffiti ecológico con los niños del colegio de tus hijos, y cualquier cosa que se te ocurra.

8. Fortalezas: las tres cosas o aspectos más fuertes que debes mantener para alcanzar lo que anhelas.

9. Oportunidades de mejora (ODMs): los tres aspectos que debes cambiar o de lo contrario generarás conflictos o momentos difíciles innecesarios.

10. Gracias: esta rama la dejarás en blanco e irás escribiendo el nombre, teléfono o e-mail de cada persona a la que debas agradecerle algo durante el 2017.

Añade gráficos, dibujos, fotos, recortes de revistas o periódicos a cada una de las metas en cada una de las ramas y saca cinco (5) fotocopias a colores de este mapa Visión 2018 y pégalas en tu closet, espejo del baño, escritorio, tablero del carro y reduce una para tu agenda. Revísalas diariamente y ve marcando con un resaltador las que vayas logrando. Será una gran ayuda práctica para un inicio y desarrollo fluido del año.

Al despedirme, quiero dejar contigo unas sugerencias que el doctor Carlson comparte en su bestseller, el cual estuvo en los primeros puestos del New York Times y es muy agradable de leer. Espero que sean un ingrediente activo para cocinar un 2018 cargado de salud, alegría, aprendizaje, prosperidad y amor. Aquí tienes estas sugerencias:

  • Evita que la perfección arruine la excelencia.
  • Elimina la idea de que personas tranquilas y relajadas no alcanzan el éxito.
  • No interrumpas a los demás para terminar sus oraciones.
  • Haz algo agradable para una persona sin que se dé cuenta que eres tú.
  • Mira a través del comportamiento y descubre la intención e inocencia de las personas.
  • Observa la vida como una prueba y no como algo definitivo.
  • Reconoce a los demás y muérdete la lengua cuando vayas a alardear de ti mismo.
  • Elimina tus limitaciones evitando justificarlas o excusarte por ellas.

Con esta contribución esperamos garantizar un año que esté lleno de gente alineada internamente y orientada a un equilibrio familiar, profesional y ciudadano. Más gente creando, más gente liderando, más gente construyendo, más gente transformando, más gente sintiendo…más gente siendo.

Akemashite Omedetó Gozamaizu!

¡Feliz Año Nuevo!

Más frases sobre aprendizaje…

Compartimos una compilación de las frases que hemos publicado en nuestra cuenta de Instagram y le pusimos música de Mozart…

¿Enfocarse en las grandes tareas o en las pequeñas?

aprendizaciones-20160913

Con frecuencia, las “tareas pequeñas” son despreciadas por muchas personas porque creen que lo verdaderamente grandioso consiste en hacer “grandes tareas”. Dicen que Dios está en los detalles…

2016: nuevos retos…

2016

Mi nombre es Sergio F. Sosa Sánchez y trabajo como Consultor en Aprendizaje Organizacional y Marketing Digital. He estado trabajando con newsletters y blogs desde el 2000, aproximadamente.

Este blog (Aprendizaje y Organizaciones) me ha servido para compartir ideas, experiencias y conocimientos sobre el aprendizaje en las organizaciones. También he abordado otros temas: management (gestión), creatividad, innovación, redes sociales, emprendimiento y marketing digital.

La mayoría de los beneficios de ser un blogger son intangibles. Personalmente, yo lo veo como una extraordinaria oportunidad para aprender junto a quienes leen los posts que publico gracias a los comentarios que hacen en cada una de las publicaciones.

Este 2016 representa nuevos retos porque en los dos últimos años estuve escribiendo en varios blogs y este 2016 quiero concentrar mis esfuerzos sólo en este blog y en Notas Bajas.

Quiero que este blog sea una referencia para todas aquellas personas que están interesadas en cómo se desarrolla y se potencia el aprendizaje en las organizaciones.

Si todo se desarrollar de acuerdo a los objetivos que me he planteado, al final de este 2016 debo haber publicado 52 posts (como mínimo).

Espero que los temas publicados sean de interés tanto para quienes leen este blog con frecuencia como para quienes se incorporen en el transcurso de este año que recién comienza.