5 cosas que puedes controlar

5 cosas que puedes controlar:

  1. Los libros que lees.
  2. Los riesgos que tomas (o asumes).
  3. Tu perspectiva.
  4. Con quién (quiénes) pasas tu tiempo.
  5. Qué tan amable eres con otras personas.

Nuestros éxitos pasados no garantizan absolutamente nada…

Siempre debemos recordar que nuestros éxitos pasados no garantizan absolutamente nada…

El mundo está en permanente cambio; lo que ayer era válido, hoy es obsoleto.

Desarrolla pasión por el aprendizaje…

“Desarrolla una pasión por el aprendizaje. Si lo haces, nunca dejarás de crecer”. Anthony J. D’Angelo

Educar es tener maestría para descubrir…

“Educar es tener la maestría para descubrir los saberes y quereres de quienes se abren a mejorar y alejarlos del fracaso, acercándolos al éxito.”
-Takumi


Es necesario desarrollar la habilidad para descubrir el talento que tienen las personas y que puede que esté oculto. Es como descubrir el diamante que se esconde dentro de un pedazo de carbón o lo que el escultor hace con un bloque de piedra.

¿Tienes los ojos abiertos? ¿Estás atento a lo que hacen las personas para descubrir su talento?

Un vistazo al futuro del aprendizaje

Algunas ideas que nos llaman la atención:

  • La escuela tendrá distintas formas: muy probablemente, las escuelas no serán como las conocemos en la actualidad. Tendremos más flexibilidad y eso empujará cambios hasta en la infraestructura.
  • El aprendizaje no se limitará a un tiempo o espacio: ¿por fin entenderemos que el aprendizaje es algo constante y que no podemos confinarlo a determinados espacios’
  • La personalización del aprendizaje será la norma, con itinerarios y recursos adaptados a cada aprendiz.
  • El trabajo de los educadores se diversificará en distintas áreas y roles: esto será un gran reto para los profesionales de la educación en el futuro.
  • Habrá una gran cantidad de redes digitales, plataformas y recursos de contenidos para elegir: esto es algo que ya está aquí pero se estima que será mucho más grande todavía.
  • Habrá diferentes formas de certificación: esto terminará por sacar del mercado a los “mercenarios de la educación”.
  • La evolución del trabajo provocará que el aprendizaje continuo sea visto como algo imprescindible.

Las personas inteligentes siempre están en “estado beta”…

Leemos este tuit de Virginio Gallardo:

Nos parece que es un planteamiento muy interesante ya que aborda, de cierta forma, la importancia de la formación y capacitación.

Para estar en “estado beta” de forma permanente se requiere que estemos abiertos al aprendizaje; una persona que tiene rigidez paradigmática no estará dispuesta a aprender cosas que le permitan adaptarse o adelantarse a los cambios.

Siempre insistimos en nuestras sesiones de formación que el aprendizaje es lo que te facilitará asumir los cambios que tengas que afrontar. Ciertamente, cambiar no es fácil pero no hacerlo es algo muy peligroso.

Cosas que puedes controlar

Cosas que puedes controlar:

  1. Tus creencias.
  2. Tu actitud.
  3. Tus pensamientos.
  4. Tu perspectiva.
  5. Cuán honesto eres.
  6. Quiénes son tus amigos.
  7. Los libros que lees.
  8. La frecuencia con la que te ejercitas.
  9. El tipo de comida que consumes.
  10. Los riesgos que tomas.
  11. Cómo interpretas las situaciones.
  12. Qué tan amable eres con otras personas.
  13. Qué tan amable eres contigo mismo.
  14. La frecuencia con la que dices “te amo”.
  15. La frecuencia con la que dices “gracias”.
  16. Cómo expresas tus sentimientos.
  17. Que aceptes ayuda o no la aceptes.
  18. La frecuencia con la que practicas la gratitud.
  19. Cuántas veces sonríes diariamente.
  20. El esfuerzo que haces cada día.
  21. Cómo gastas e inviertes tu dinero.
  22. Cuánto tiempo pasas preocupándote.
  23. Con cuánta frecuencia piensas en tu pasado.
  24. Si juzgas a otras personas.
  25. Si vuelves a intentarlo después de un fracaso.
  26. Cuánto aprecias las cosas que tienes.

 

Hay más de una respuesta…

Siempre hay más de una respuesta…

La vida no se trata de blancos y negros; entre esos dos polos hay una gran variedad de matices.

Recomendación: no intentes imponer tu verdad ya que ella depende de tus propias creencias y no puedes tener la razón todas las veces.

Aprende a ser flexible.

Desarrolla tu asertividad (siempre puedes defender tus ideas respetando las ideas de los demás)

25 pasos para salir de tu zona de confort

En un post anterior habíamos publicado la definición de “zona de confort“; hoy compartimos una interesante infografía con los 25 pasos para salir de nuestra zona de confort:

Algunos de los pasos que tomamos con frecuencia:

  • Ser positivos: estamos convencidos que una actitud positiva puede hacer la diferencia en muchos casos. Con bastante frecuencia, las personas positivas superan las circunstancias que les rodean.
  • Establecer prioridades: tenemos que aprender a determinar cuáles de nuestras actividades son “importantes” y cuáles son “urgentes” y establecer un balance que nos permita tomar las mejores decisiones posibles ante diferentes opciones.
  • Crear un balance entre vida personal y vida laboral: hacemos todo lo posible porque nuestra vida laboral no le robe tiempo a nuestra vida personal. Como afirmaba Stephen Covey: debemos aprender a establecer un equilibrio entre lo que producimos y nuestra capacidad de producción. En muchos casos, las crisis se originan porque ponemos nuestra vida laboral por encima de nuestra vida personal.
  • La práctica hace al maestro: muchas personas creen que aquellos que demuestran tener mucho talento para algo, les cayó desde el cielo. En muchos casos, lo que han hecho esas personas que admiramos es tener la disciplina que se requiere para practicar constantemente hasta alcanzar la maestría.
  • Dar un paso adelante y tomar la iniciativa: las personas proactivas hacen que las cosas sucedan.
  • Mantener la mente abierta a nuevas ideas y opiniones: la curiosidad es parte del caldo de cultivo de la creatividad.
  • Construir nuestra red de contactos: estamos conscientes de que no podemos hacerlo todo y que tampoco somos dueños de la verdad absoluta; por esta razón, constantemente estamos haciendo crecer nuestra red de contactos para rodearnos de los mejores talentos.
  • Amar lo que haces: la “pasión” siempre hace la diferencia.

Seguiremos trabajando en el resto de los pasos para salir de nuestra zona de confort.

El “iceberg” de la cultura organizacional

Encontramos esta interesante imagen:

La parte visible de la cultura organizacional está compuesta por:

  • Visión
  • Estrategia
  • Valores compartidos
  • Objetivos
  • Políticas
  • Procedimientos

La parte de la cultura organizacional que no es visible está compuesta por:

  • Estructuras
  • Creencias
  • Supuestos compartidos
  • Percepciones
  • Tradiciones
  • Normas
  • Valores
  • Reglas no escritas
  • Historias
  • Sentimientos

Una recomendación: analizar y evaluar nuestra organización desde cada una de estas perspectivas y generar conversaciones con nuestros colaboradores sobre nuestros hallazgos.