Nunca dejes de aprender…

Una frase muy común entre las personas que nos aprecian es “¡no cambies nunca!”; creemos que esta frase debería cambiarse por “¡nunca dejes de aprender!” porque, ya que la vida consiste de cambios constantes, lo mejor que podemos hacer es estar dispuestos a aprender constantemente para poder enfrentarnos a las circunstancias que nos rodean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *